Hallstatt, la pequeña villa alpina austríaca de 800 habitantes es la más linda de Europa

Hallstatt, la pequeña villa alpina austríaca de 800 habitantes es la más linda de Europa

Declarada en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el entorno de este encantador pueblo alpino es único. A sus espaldas están los Alpes y al frente se refleja en las aguas del lago Hallstätter. Su historia que se remonta a celtas, romanos y medievales, y su mina de sal es considerada la más antigua del mundo con 7.000 años de explotación. Con una superficie de 59,8 km2, y a 79 km de Salzburgo, el espacio habitable entre la montaña y el lago es muy escaso. Sus impecables casas, con sus balcones de madera, están una al lado de la otra y caen como en cascada en medio del serpentear de sus sendas y callejuelas que llevan hasta Markplatz, la plaza principal. Todo parece colocado y estudiado especialmente. Sus fuentes y las flores multicolores hacen de este lugar un pueblo de cuento. La Pfarrkirche, la iglesia parroquial católica, con su torre del siglo XII es un símbolo que identifica la imagen de esta pequeña ciudad. Muy poco conocida hasta hace unos años, la difusión de sus fotos con las vistas espectaculares de Hallstatt la pusieron en la mira. El innegable encanto para quienes buscan tranquilidad y belleza permitieron que muchos la descubrieran alterando la tranquilidad de sus habitantes. Esta pasión hizo que Hallstatt pasara a ser el primer pueblo copiado de la historia. Una compañía china construyó una réplica exacta, respetando todos sus detalles, en el condado de Cantón.