Nail Care: Diseños y colores furor esta temporada.

Nail Care: Diseños y colores furor esta temporada.

Una presentación prolija en las manos es esencial para una buena primera impresión. Es un complemento más que aporta elegancia y glamour a cada outfit elegido.
Mantener las uñas prolijas es una parte necesaria del cuidado personal, que se vuelve más complejo con la llegada de los primeros fríos.

 

En cualquier época del año y por muchos motivos, nuestras uñas pueden debilitarse, perder brillo, flexibilidad y resecarse. Pero en invierno y en otoño esto ocurre con mayor frecuencia.
Para cuidar las manos, se requiere de una buena preparación de la piel con cremas exfoliantes especializadas en manos y uñas. Las mismas partículas ayudan suavizar la piel seca para conseguir un tono más uniforme.

 

Nail art, protagonista de la temporada más gélida

 

El nail art es una tendencia que viene pisando fuerte hace algunos años. Todo está permitido. Desde diseños sencillos, hasta más elaborados. Solo hay que dejar volar la imaginación y hay para todos los gustos. Se verá mucho la mezcla de colores oscuros o nudes, cremosos o mates con una uña con glitter, ofreciendo glamour y contraste. Otra tendencia es decorar solo una o dos uñas con algún detalle simple, desde un punto o un strass hasta algún diseño geométrico o símbolos.
Los colores de la temporada, son los rojos en sus diversas tonalidades, el azul profundo, el púrpura y los metálicos como el dorado y plata. A su vez, también un infaltable, los nude que combinan con todos los outfits y hacen lucir elegante a la persona para cualquier ocasión.

¿Cuál es el secreto para que el esmalte dure más?

Es fundamental la preparación de la uña: Limar correctamente y limpiar bien antes de colocar el esmalte, para eliminar cualquier resto de cremas o aceites. Por otro lado, es importante el estado de la uña, si están resquebrajadas o escamadas, difícilmente los esmaltes duren lo prometido.

 

Como primer paso, antes de aplicar el esmalte de color se debe colocar una base para proteger la uña, luego dos capas de color finas y finalizar con una capa protectora que le aporta brillo y duración. Se debe dejar secar bien cada capa de esmalte para garantizar su duración. Otra recomendación es no exponer mucho tiempo al agua caliente durante las primeras horas de la manicura.

Sí, es cierto que el esmaltado en gel es más resistente que el esmalte tradicional, pero de todas maneras se deben cuidar las manos y uñas de todos los factores externos que puedan alterar la química de los esmaltes.